Translate

viernes, 21 de mayo de 2010

El negocio nace de la idea más sencilla

Las épocas de crisis son tiempos de innovación e ingenio, porque las personas necesitan buscar el sustento y muchas ocasiones la única salida es crear para poder prosperar. Buscando nuevas formas de hacer negocio y produciendo ideas que luego pueden ser desarrolladas, naciendo un producto o una industria.

A través del ingenio el hombre se adapta a las nuevas circunstancias, desarrollando su intelecto y buscando alternativas a su situación. Sólo los audaces y los que no temen fracasar son los que tienen más posibilidades de éxito, por eso en épocas de crisis es tiempo para abrir nuevos negocios.

Las circunstancias personales a veces no sirven para intentar solucionar los problemas de otras personas, naciendo nuevas ideas de negocio, que facilitan la vida de los demás y la nuestra propia. Aprovechando esas circunstancias se abrieron guarderías, con el objeto de albergar los niños cuando sus madres trabajan. En ocasiones el negocio nace de la idea más sencilla.

Para llevar a cabo una idea no se necesita mucho dinero, lo que más hace falta es una buena idea e iniciativa para llevarla a la práctica, además de tensón para no desesperar en los momentos difíciles o ante los obstáculos que se presentan durante su creación.